¿Bailamos?

Ahí está la muerte. Hagas lo que hagas, siempre presente en cada acción, en cada palabra o silencio. Observadora compasiva de nuestras almas, esperando el momento justo para acabar con lo que nunca debería haber empezado. Y luego estás tú, el que se abraza al miedo y no dice/hace nada.

Tú, el que no habla de lo que siente, el que mira hacia el abismo sin atreverse a saltar, el que ignora lo que dicen sus luces internas, el que no va a esa cita, el que nunca se atreve a echar el currículum para ese puesto... el que al cerrarse una de sus puertas, se empeña en cerrar también las ventanas. 

Tú, todas y todos, ahí vamos, mirando nuestra vida como si fuera un escaparate sin percatarnos en la parca, que nos mira como un familiar más, invitándonos a bailar, reír, tropezarnos, caer, llorar, conseguir metas, enfrentarnos a los problemas... No os equivoquéis, la muerte es la que nos invita a vivir, la vida es un torpe regalo nacido de una mera explosión conocida como Big Bang.



Por eso estoy aquí, mirándote a los ojos para hacerte una pregunta que cambiara nuestra vida y hará que el azar sea de verdad un regalo: ¿bailamos?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder