¿Qué es morir?

"¿Fayna, estás bien?" 

La joven miraba el cuerpo un tanto preocupada, sabía que la gente moría, y que algún día ella también tendría que hacerlo, pero no comprendía lo que significaba perecer.

-¿Viento, qué es morir?

Isabella abrazó a la joven entre lágrimas, no paraba de llorar y gritar en aquella pequeña sala, consiguiendo que Viento no pudiera contestar a su pregunta.

El comandante miró a Fayna, pero sus ojos estaban ausentes, la joven no pudo evitar fijarse en que su armadura no lucía tanto en aquel momento como cuando estaba inmerso en sus quehaceres. Al no moverse ni pronunciar palabra, pensó que a lo mejor él también estaría muerto.

Un poco asustada por todo el revuelo silencioso, la bruja decidió ir al exterior, donde algunos curiosos se enteraban de la noticia. Entre el gentío, pudo observar unos ropajes conocidos.

-¡Gallo! -gritó Fayna en su búsqueda.

Pero al acercarse a él observó una cara triste y desolada.

"¿Fayna, estás bien? Creo que no es el momento para..."

-¿Sabes lo qué es morir?

El bardo ante la pregunta, estrechó a Fayna entre sus brazos. La joven aceptó el abrazo un poco incómoda. Cansada de no conocer la verdad, la bruja llegó a la conclusión de que nadie sabía la respuesta, y por lo tanto, lloraban ante lo desconocido.

-Fayna, lo siento, yo... -dijo Gallo interrumpiendo los pensamientos de la bruja consiguiendo que se librara de sus brazos.

-No te preocupes -empezó a contestar la joven que se colocaba la ropa con cuidado-. Cuando descubra lo que significa la muerte te lo contaré, y así nos cantarás canciones sobre ello para que todos volvamos a sonreír.

La bruja comenzó a andar alejándose poco a poco de la feria, sin darse cuenta de que su amigo la miraba alejarse con pesar, como la gente que intentó cuidarla cuando su padre huyó del pueblo y de la justicia.

En la lejanía, por fin pudo estar a solas con Viento. Agradeció las pequeñas ráfagas de aire frío que jugaban con sus cabellos, y comenzó a reír ante las cosquillas que la producían el aire.

-¿Viento, qué es morir?

"Pequeña Fayna, morirse es dormir para siempre, sin tener la opción de despertar" 

-Pero... yo no quiero dejar de  hablar y caminar.

Viento paró en seco, ya no había ninguna ráfaga fría que jugara con el pelo de la joven.

"Yo tampoco quiero eso, el mundo sería muy aburrido si tú no estuvieras a mi lado"

Fayna acarició el aire, lo sentía denso y pesado, como cuándo su padre no paraba de suspirar por aquella mujer. 

-Viento... ¿todo se acaba con la muerte?

Fayna esperó esa respuesta durante varias horas... Entonces, comprendió que nadie tenía esa respuesta, que estaba en lo cierto cuando lo adivinó en los ojos de sus amigos, y que era imposible encontrarla, porque aquel que dormía no podía volver a levantarse.

Se dirigió otra vez a la feria, entró en la caseta, se arrodilló ante el cadáver y susurrándole al oído le dijo:

-No te tengo miedo muerte.

La bruja comenzó a llorar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder