Al otro lado

¡Corre! Ya llegas tarde al Ningún Lugar
donde todo puede ser y nunca será. 
¡Corre!, más bien vuela, 
que no hay que hacer esperar a lo que no llega.

Te preguntas ojos cansados 
que habrá al otro lado...
¡Corre! ¡No te detengas en un proceso largo!
Porque no habrá nadie esperando.

¡Y tú le miras labios esperanzados!,
Le miras, con el siempre en tu boca 
y tus eternas caricias en las manos.

Eso es, corre... corre... 
vuela... vuela...
No te detengas en el camino,
que él se va a ir pronto,
y lo que fue seda, 
será un roto hilo.

Corre... Corre... Corre...
¡No te detengas!
...
¿Ves?
¿No te has dado cuenta?
Ya te ha alcanzado.
La verdad duele
y el desamor es lo que estaba al otro lado. 
¿Siempre

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

La historia de Ashe