¿De quién estamos hablando?

  -Venga va cuéntame. Me has hecho moverme desde la otra punta de España hasta aquí, deberías recompensarme con una jugosa historia.


  +Eres una exagerada, vives a dos paradas de metro de la mía.

  -Tú calla y cuenta. Siempre tienes algo interesante que contar.

(Silencio)

  +Verás... hace tiempo que no nos hablamos.

  -¿¡No me digas!?... Perdona por la exaltación, pero, ¿qué ha ocurrido?

  +La verdad es que no lo sé a ciencia cierta. Fue pasando el tiempo y todo cambió, la noto tan distante.

  -Entiendo... ¿Lo has intentando hablar con ella?

  +Sí, lo he hecho, pero parece que simplemente me oye pero no me escucha. No sé, parece que todo lo que sentía hacia ella está muriendo poco a poco, se me hace duro pensar que hace nada era toda mi vida y ahora está desapareciendo sin que yo pueda hacer nada. Se está convirtiendo en una desconocida para mi. Lo peor de todo es que no soy capaz de encontrar la respuesta, no sé que estoy haciendo mal y eso me mata lentamente y de una forma muy dolorosa: no quiero comer, no me veo atractiva, no tengo ganas de salir y las pesadillas me persiguen. Tengo la sensación de que me estoy volviendo loca. Sólo sé que la echo mucho de menos y que poco a poco mi amor se está transformando en un odio inmenso. 

  -Pero espera... ¿Tú no te dejaste con Elí hace dos meses?

  +Sí, claro.

  -¿Entonces...? ¿De quién estamos hablando? ¿Qué relación tienes ahora? ¡No me cuentas nada!

  +A ver, piensa un poco. No es alguien del exterior.

  -¿Cómo que no es nadie del exterior? Espera un momento...

  +Cielo, la otra persona de la que hablo... Soy yo. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

Cinder