¿Eres tú?

Niebla que empaña las lágrimas del cielo,
viento que recorre la tierra azul.
¿Tristeza? ¿Eres tú?

Torrente bravo,
blanca ceguera,
estridente alud.
¿Odio? ¿Eres tú?

Corazón de madera titilante,
honda y profunda respiración,
pestañas de mirada perdida,
aroma de un verdoso abedul.
¿Felicidad? ¿Eres tú?

Risa nerviosa,
vacío en el corazón,
torpeza desmedida,
rebosar de pasión.
Me siento perdida,
soy muñeca de vudú,
estoy confundida...
¡Oh, no! 
Amor, 
¿Acaso eres tú?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seamos seguidores

La historia de Ashe